‘Escuela de Familias’ en Fermo: Encuentro Intercentros entre Escuela Lido San Tommaso, Escuela de Cascinare y la Delegación de Fuenlabrada

 

Noticia escrita por Jesús Lerín

Los pasados 8 y 9 de noviembre de 2018, en Fermo, tuvo lugar el encuentro del Proyecto Erasmus + ‘Escuela de Familias’. Una cita al que acudió una amplia delegación española del proyecto ‘Escuela de Familias’ formada por representantes del Ayuntamiento de Fuenlabrada, de los dos centros educativos que forman parte en Fuenlabrada de ‘Escuela de Familias’, el CEIP Rayuela y el CEIP Antonio Machado, de la Universidad Rey Juan Carlos y de la Fundación Yehudi Menuhin España.

Así, por parte del Ayuntamiento de Fuenlabrada acudieron Gonzalo López Martínez, director general de Educación, José Manuel Simancas Jiménez, representante de las Ampas de Fuenlabrada, Gema Rubio Mateo, coordinadora de ‘Escuela de Familias’ y Jorge Mejías Muñoz, técnico del propio Ayuntamiento.

El CEIP Antonio Machado estuvo representado por su directora, María Cristina Gutiérrez Hidalgo y por la coordinadora en el centro del Proyecto ‘Escuela de Familias’, Elena García Bastanchuri, mientras que el CEIP Rayuela lo hizo en la figura de Luis Dante Hernández, coordinador del Proyecto ‘Escuela de Familias’ y de Isabel Ceprián Rubio, profesora del centro.

Jorge Pajarín fue el representante de la Universidad Rey Juan Carlos, dentro igualmente del Proyecto ‘Escuela de Familias’, y Antonio Merino Collantes, coordinador del Proyecto ‘Escuela de Familias’, Jesús Lerín Delgado, artista, y María Nieves Morales Villalba, encargada de audiovisuales, fueron los representantes de la Fundación Yehudi Menuhin España.

Encuentro Intercentros entre Escuela Lido San Tommaso, Escuela de Cascinare y la Delegación de Fuenlabrada

Dentro de la cita, en su primera jornada, el 8 de noviembre tuvo lugar el Encuentro Intercentros entre Escuela Lido San Tommaso, Escuela de Cascinare y la Delegación de Fuenlabrada. El evento comenzó con un recorrido por los diferentes espacios de la Scuola Lido San Tommaso para mostrar el modo en que el centro desarrolla su actividad diaria de aprendizaje y cómo lo compagina con acciones encaminadas a fomentar el reconocimiento y aceptación de la diversidad y la inclusión (con especial referencia a la discapacidad y la multiculturalidad).

Se pudo comprobar ahí el exhaustivo trabajo de cooperación llevada a cabo durante el curso pasado compaginando arte y naturaleza, enfocado a través del desarrollo de un huerto en el que los alumnos no sólo realizaban trabajo de campo, sino que además lo plasmaban en actividades plásticas cuyo fin era darles cohesión como grupo independientemente de su origen o condiciones físicas o intelectuales.

Además, los artistas MUS-E Lucia De Angelis, Amedeo Angelozzi, Stefania Pietrani y Gaia Balvonesi realizaron tres talleres complementarios y consecutivos en los que se usaban la Música, las Artes Plásticas y el Baile como hilos conductores de actividades enfocadas a la inclusión de los alumnos a través de los sentimientos y emociones comunes al ser humano cualquiera que sea su cultura, mostrando de esta manera cómo nos podemos reconocer en el otro existiendo diferencias evidentes.

El primer taller de la jornada consistió en una actividad lúdico-cooperativa preparada por los artistas en la que involucraron tanto a alumnos, docentes y familias de ambos centros como a los componentes de la delegación española. La actividad consistía en una tabla gigante de damas en la que se habían dispuesto casillas especiales que contenían trabajos plásticos realizados por los alumnos de Fermo como regalo a los colegios de Fuenlabrada. Estos trabajos recogían sus deseos y el relato de la historia de sus respectivos pueblos (de origen para unos y acogida para otros), todo ello con el mar de fondo que representa la geografía en donde viven, su modo de vida y el mar de la diversidad donde todo tiene cabida.

El colofón de esos regalos pescados en el mar era una partitura que daba paso al siguiente taller, consistente en dar vida a una melodía medieval usando distintos instrumentos básicos y en la que era fundamental la coordinación y el trabajo en grupo de toda la comunidad educativa para, a continuación, en el último encuentro de la jornada, coreografiar la melodía por turnos mientras el resto de alumnos, maestros, familias y artistas daban rienda suelta a todas esas sensaciones y experiencias reflejándolas de manera plástica en distintos formatos (paneles transparentes y de papel continuo) que quedaron como testimonio del encuentro.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *